Formalización: impulso para crecer

Por: ACH Colombia | Noviembre 1 2016

Al formalizarse, los empresarios adquieren responsabilidades, pero también beneficios que aportan al escalamiento de sus negocios y a su inserción en cadenas de valor.

En el primer semestre de 2016, de acuerdo con Confecámaras, se crearon 161.745 unidades productivas, de las cuales 40.160 son sociedades y 121.585, personas naturales. Con respecto a 2015, se registró un crecimiento de 17% en el total de unidades productivas creadas, de 22.3% en la constitución de sociedades y de 15.4% en la de personas naturales.

Este aumento se debió al dinamismo observado en sectores como el de comercio, alojamiento y servicios de comida e industria manufacturera. Pero existió una motivación más: la necesidad que tienen los empresarios de formalizarse para obtener más beneficios y brindar mejores servicios en sus negocios.

Según Jorge Andrés Beetar, fundador y director general de Alcance Legal, un portal web que brinda una solución integral para que el proceso de constitución de empresas sea amigable para los nuevos empresarios, “al formalizar un negocio sus dueños están listos para dar ese gran paso que es tomarse en serio su proyecto de vida y crecer junto a él”.

Al tomar esa decisión, los empresarios adquieren obligaciones que deben ser cumplidas a cabalidad. Las de carácter corporativo exigen registrar los libros de la sociedad ante la Cámara de Comercio y renovar anualmente la matrícula mercantil, entre otros. Las de carácter contable se refieren, a grandes rasgos, a llevar la contabilidad de sus negocios de conformidad con la ley colombiana.

Además, los empresarios adquieren obligaciones tributarias, como obtener el RUT ante la Dian o pagar la declaración de renta y el impuesto Cree, y de carácter laboral que incluyen el pago del salario a sus trabajadores con las prestaciones sociales (prima, vacaciones, auxilio de cesantías, etc), su afiliación a la seguridad social (salud, pensión, ARL y caja de compensación) y el pago de los aportes que la empresa debe asumir por ley.

La liquidación de estos pagos, en el caso de las empresas formalizadas, puede hacerse por medio de planillas asistidas como SOI. Tanto los impuestos como la seguridad social y los parafiscales pueden pagarse a través de canales como el botón PSE, que debita los recursos en línea de la cuenta que la empresa o negocio elija y los depositan en la entidad recaudadora definida por las entidades que prestan los servicios, todo sin filas ni desplazamientos.

Este medio, además, les permite a las empresas llevar un estricto control periódico de sus gastos, para fines contables, por ejemplo, y se convierte en una garantía de que han cumplido con el detallado proceso de vinculación y habilitación del servicio de pago, que solo superan aquellas empresas que tienen su documentación en orden.

“Otro aspecto positivo sobre formalizar un negocio es la mayor facilidad para conseguir clientes grandes y participar en licitaciones públicas o privadas, pues las empresas consolidadas tienen como política no contratar con personas naturales ni empresas informales, una situación que puede llegar a limitar el crecimiento de los negocios o compañías”, afirma Beetar.

Así mismo, contar con los papeles en regla y establecer una relación con entidades del ecosistema empresarial como las Cámaras de Comercio, las entidades bancarias y las entidades de apoyo constituye para las empresas una vía de acceso al crédito y a capital de inversionistas, lo que puede representar un trampolín para su escalamiento.

“Al formalizarse como sociedad –dice el abogado-, el empresario se ve obligado a cumplir con estándares como la expedición de una factura y con requerimientos de calidad que contemplan la estandarización de procesos y procedimientos internos y externos, la creación de un área de atención al cliente y el manejo serio de sus bases de datos”.

En ese sentido, recalca el experto, la formalización va más allá de cumplir trámites de rigor. Es una decisión que debe estar contemplada desde la creación del negocio y la concepción de su estructura organizacional para que pueda trascender al gobierno corporativo y, desde ahí, influenciar todos los procesos de la empresa.

Recuerde que…

En las Cámaras de Comercio de 47 ciudades colombianas operan los CAE, Centros de Atención Empresarial o ventanillas únicas, que permiten minimizar el número de pasos, diligencias, requisitos legales y plazos de tramitación para creación de empresas; facilitar la integración de empresas informales al proceso formal de desarrollo de actividades mercantiles y mejorar el acceso de los empresarios a información sobre trámites a seguir para formalizar su empresa.

 

Lea tambien Consecuencias de evadir aportes a salud