La evolución de los e-pagos

Por: ACH Colombia | Junio 2 2017

En el mundo se implementan nuevas tecnologías que facilitan los pagos virtuales y esta tendencia también se refleja en Colombia en el aumento de compradores ‘online’.

Los avances tecnológicos relacionados con los pagos electrónicos cada vez hacen más factible un futuro no muy lejano en el que las personas no se vean obligadas a tener contacto con nadie más que una máquina para efectuar sus transacciones.

Puede sonar como algo sacado de una película de ciencia ficción, pero en diversos lugares del mundo ya se investiga sobre métodos que les evitan a los usuarios tener que recordar contraseñas complejas y preocuparse por el robo de las mismas.

Huellas dactilares, el iris, el reconocimiento facial y de voz, la palma de la mano y hasta sistemas de reconocimiento de los latidos del corazón se están explorando con fines de autenticación.

Cajeros automáticos biométricos han sido instalados en países como el Reino Unido, Japón, China, Brasil y Polonia; los bancos en Singapur han lanzado aplicaciones móviles que utilizan la función TouchID del iPhone para la autenticación de huellas digitales y otras entidades han incursionado en el uso de la biometría de voz en sus servicios de banca por teléfono y en los centros de llamadas.

Si se mira más allá, no es descabellado un futuro de pagos sin contacto alguno en el que la tecnología reconoce automáticamente al cliente, comprueba las mercancías y realiza los cargos a su cuenta mientras la persona sale de la tienda.

El entorno de los pagos móviles ha evolucionado en todo el mundo, y Colombia no es la excepción. Basta revisar el Informe Semestral de Operaciones  de la Superintendencia Financiera, publicado en 2016, que muestra cómo ha aumentado en 40 por ciento la cantidad de operaciones monetarias efectuadas por internet, entre 2013 y 2016: mientras en el segundo semestre de 2013 se realizaron 113’089.541, en el mismo período de 2016 esta cifra fue de 186’763.576.

Este crecimiento es una muestra más de que en el país los dispositivos móviles, como smartphones y tabletas, se han convertido en algo habitual. Al igual que sucede en todo el mundo, en Colombia las personas ya no solamente se conectan y navegan por internet desde sus computadores personales, sino que cada vez más lo hacen desde sus dispositivos móviles.

Otra señal clara de los cambios que se están produciendo en el comportamiento de compra de los usuarios la da el Observatorio de compra online, publicado en 2016 por la Cámara de Comercio Electrónica. De acuerdo con este estudio, el porcentaje de compradores online creció 24 por ciento frente a 2013.

El mismo documento indica que el 76 por ciento de los internautas colombianos son compradores online, lo que quiere decir que estas personas habían comprado al menos un producto o servicio en la red en los últimos 12 meses.

En cuanto a productos, el primer lugar lo ocupó el sector de moda, con 35 por ciento. En materia de servicios, el primer puesto fue para el sector de los viajes, con 30 por ciento. Todos estos son indicios claros de que el entorno en los pagos móviles no deja de evolucionar.

Déjanos un comentario