Ahorrar para crecer

Por: ACH Colombia | septiembre 30 2016

Gastar menos y ahorrar más es una premisa que permite construir un patrimonio personal para disfrutar en el futuro, con calidad de vida.

Ahorrar en las épocas de vacas gordas para enfrentar los riesgos de eventuales tiempos de vacas flacas. Esta enseñanza que hemos escuchado ahora se complementa con una nueva visión: “ahorrar para mejorar”.

Según una presentación de Juan Pablo Zárate, codirector del Banco de la República, las cifras del 2012 indicaban que los colombianos invierten sus ahorros principalmente en vivienda (44%) y en fondos de pensiones (28%), mientras un 11% invirtió en equipos de transporte.

Y en el propósito de obtener activos que permitan mejorar la calidad de vida, los Fondos de Pensiones Voluntarias son un mecanismo que contribuye a complementar los ahorros pensionales obligatorios generando beneficios tributarios.

Para acceder hay que afiliarse escogiendo una de las tres modalidades que existen, de acuerdo con sus necesidades. Se dividen en aportes directos, de nómina y plan empresarial. Los primeros, los realiza directamente por medio de una oficina bancaria autorizada, débito automático desde una cuenta bancaria o una transferencia electrónica. El segundo tipo permite que a la persona se le descuente por nómina y los recursos sean destinados al plan individual. Por último, el plan empresarial son aquellos recursos depositados por las entidades patrocinadoras en desarrollo del plan constituido en el fondo.

Las entidades que le permiten acceder a estos fondos son las Sociedades Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), las sociedades fiduciarias y las compañías de seguros.

Según Andrés Vásquez Restrepo, vocero de Porvenir, en términos generales, cuentan con diferentes ventajas para sus “afiliados como oportunidades de inversión local o global, ya que tienen la oportunidad de invertir en diferentes instrumentos financieros en Colombia y en el exterior, dependiendo de su perfil de riesgo y sus preferencias de inversión”.

En cuanto a los beneficios tributarios, comprenden una disminución de la base gravable para el pago del impuesto de renta, reducción del porcentaje fijo de retención en la fuente en el recálculo (aplica para asalariados con procedimiento 2) y la exención del 4 por mil tanto en el momento del aporte como en el retiro bajo cumplimiento de los requisitos de ley, agregó Vásquez Restrepo.

Además, los aportes a pensiones voluntarias no son base del impuesto de renta en la renta ordinaria (renta exenta) y tampoco para el cálculo de retención en la fuente.

De acuerdo con la Superintendencia Financiera, a diciembre de 2015 un total de 728.252 personas se encontraban afiliadas a Fondos de Pensiones Voluntarias en el país. Asimismo, el monto total administrado por los Fondos de Pensiones Voluntarias ascendió a 14.8 billones de pesos, con un crecimiento del 4.81% con respecto a 2014, en el cual se registraron 14.1 billones de pesos.

Déjanos un comentario