“AFC” Comprar Vivienda, un propósito con beneficios

Por: ACH Colombia | septiembre 30 2016

Realizar depósitos en las cuentas AFC genera beneficios a los trabajadores a quienes se les realiza retención en la fuente.

Si usted recibe un salario superior a los $ 4.216.282, busca reducir su base de retención en la fuente y está interesado en adquirir vivienda o ya la está pagando, aproveche las ventajas que ofrecen las cuentas de Ahorro y Fomento a la Construcción (AFC).

Es importante señalar que en la última reforma tributaria se limitó el beneficio de exención, al determinar que el tope de aportes a tener en cuenta será de hasta el 30% del ingreso incluyendo los depósitos en AFC y aportes obligatorios y voluntarios a Fondos de Pensiones, lo cual disminuyó un poco el ritmo con el que venían creciendo los ahorros de los colombianos en AFC.

Según cifras de la Asobancaria, al cierre de los años 2010, 2011 y 2012 se registraban crecimientos del 28% promedio anual en los saldos de las cuentas AFC. Sin embargo, a partir del 2013 ese dinamismo se redujo al 20% anual. A diciembre de ese año existían 183.317 cuentas AFC con depósitos por $ 780.252 millones y para el mismo mes del 2015 el valor superó los $ 1,1 billones, pero el número de cuentas apenas creció el 1%.

Este mecanismo se hace mucho más vigente con el anuncio reciente del Ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, de otorgar un subsidio a la tasa de interés a quienes adquieran vivienda de hasta $ 231 millones. Los beneficiarios deben ser hogares cuyos ingresos no superen los ocho salarios mínimos, es decir $5.515.632 mensuales.

El Estatuto Tributario determina además que los dineros depositados en las AFC sólo se podrán retirar “para la adquisición de vivienda del trabajador, sea o no financiada por entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia, a través de créditos hipotecarios o leasing habitacional. En el evento en que la adquisición de vivienda se realice sin financiación, previamente al retiro, deberá acreditarse ante la entidad financiera, con copia de la escritura de compraventa, que los recursos se destinaron a dicha adquisición”.

Pero si el trabajador no usa el dinero en la compra de vivienda, deberá esperar 10 años contados a partir de la fecha de consignación para efectuar los retiros sin que se le descuente lo correspondiente a la retención contingente. De lo contrario, la entidad financiera tendrá que efectuar las retenciones no aplicadas en los periodos en que se hicieron los aportes, sin que ello incremente la base gravable alternativa del Impuesto Mínimo Alternativo Nacional (lMAN).

Teniendo en cuenta las ventajas que ofrecen las AFC, las empresas y trabajadores independientes que realicen los aportes a este tipo de cuentas tienen a su disposición el servicio de liquidación y abono a cuentas de entidades financieras a través de la planilla integrada de Pagos Complementarios de SOI (www.nuevosoi.com.co). Basta con entrar a la página, registrarse y empezar a utilizar este servicio, de manera cómoda, segura y eficiente.

Recuerde que al depositar el dinero en su cuenta AFC y luego autorizar el débito automático a su crédito o leasing hipotecario vigente obtendrá un doble beneficio: disminución de la base para retención y el reporte de intereses pagados para disminuir la base gravable del impuesto de renta, ya que es un rubro deducible.

Déjanos un comentario