La era digital: La lucha entre las distracciones y el trabajo. Conozca cómo enfocar su tiempo sin distracciones.

Por: ACH Colombia | diciembre 10 2019

En la era que vivimos cada vez es más difícil mantener la concentración con respecto a las tareas que debemos hacer en el día, bloquear las interrupciones que llegan a través de correos electrónicos, redes sociales y aplicaciones ya sea en el computador y/o en el celular, se ha convertido en una batalla diaria con bajas posibilidades de ganar.

¿Cuántas veces al día interrumpes una sola tarea debido a las notificaciones que aparecen constantemente en tus dispositivos multimedia?

Cuando le damos paso las interrupciones electrónicas, postergamos casi que indefinidamente nuestras tareas. Usar internet puede ser adictivo y afectarnos en general para organizar nuestro tiempo y atención, concretamente, cuando en internet hallamos algo agradable nuestros niveles de dopamina se elevan y como no es un resultado predecible continuamos en la búsqueda, dispersando nuestro tiempo y con resultados irrelevantes e insatisfactorios.

Entender la necesidad de crear límites con las distracciones y ponerlos en práctica, optimiza nuestro tiempo y le da valor al mismo. Basándonos en las reglas para enfocarse en tareas difíciles que desarrolló el experto en atención Cal Newport, autor del libro Deep Work, donde recomienda a las personas tener espacios de trabajo profundo para que puedan aplicar su máximo potencial y logren sorprendentes resultados, te damos a consideración las siguientes recomendaciones: 

  • Trata tu tiempo con respeto, por lo tanto puedes estructurar tu jornada, organizando cada hora si es necesario, pero manteniendo algo de flexibilidad para que esa organización no te asfixie. Si no te organizas, es muy sencillo que tu tiempo se consuma en las distracciones multimedia creyendo que es satisfactorio y al concluir tu jornada sentirás que el día no fue tan productivo.

 

  • Elimina la atención residual, tu atención y capacidad de concentración no se traslada de la misma manera entre las tareas que realizas al mismo tiempo, pues cada vez que lo haces queda un residuo de tu atención aún pendiente en tu anterior tarea, y esto se convierte en una semi-distracción. En nuestros días es cada vez más normal trabajar en varias cosas a la vez y las distracciones multimedia se suman para que los resultados en tu rendimiento sean desalentadores.

 

  • Realiza un trabajo profundo, reserva en tu agenda un tiempo inaplazable que se repita regularmente en un periodo, puede ser cada semana, donde realices una actividad importante que implique dedicar toda tu concentración bloqueando cualquier tipo de distracción. Newport recomienda establecer bloques como si fueran reuniones ineludibles.

 

  • Ten tiempos de descanso y recuperación. Luego de realizar un trabajo profundo es esencial que recargues tu energía con descanso, solo así  aumentarás la calidad de tu trabajo. Aplícate, cuando trabajes hazlo con toda la dedicación y cuando descanses, deja el trabajo por completo.

 

  • Aprende a aburrirte. Concentrarse intensamente es una habilidad que puedes aprender, sin embargo, es primordial que lo acompañes con un proceso de desintoxicación de las distracciones multimedia, así pues, evita mirar tus redes sociales y atender mensajes para quitarle a tu cerebro la costumbre de tener distracciones ante un signo de aburrimiento. Esto te ayudará a cambiar tu mentalidad, en lugar de buscar un espacio entre tus múltiples distracciones para concentrarte, buscarás un espacio en tu concentración para distraerte

 

  • Equilibra tu vida digital. Busca una aproximación más racional a tus redes sociales e identifica el aporte que hacen a tus objetivos personales y/o profesionales, tu tiempo y atención se consume en ellas manteniendo un contacto con tus amigos que sería más efectivo si te tomas finalmente un café con ellos, adicional, sé más selectivo en las aplicaciones que usas a diario para evitar que sean un desagüe de tu atención.

Ten en cuenta que estas no son tareas para tu vida laboral, en casa, busca superar la necesidad de revisar tu celular como lo primero y lo último del día, ponle límites de horarios y de espacios, ejemplo, revísalo únicamente después del desayuno y fuera del comedor, adicional, empieza a llevar la cuenta del tiempo que inviertes en las distracciones, te ayudará a crear conciencia del tiempo que dejas de usar en las tareas importantes que postergas en tu vida diaria.

Déjanos un comentario

5 × dos =