¿Sabe usted de la renuncia con justa causa? Conozca los casos y las implicaciones.

Por: ACH Colombia | enero 14 2020

Es muy usual escuchar sobre despidos con justa causa, sobre el empleador terminando el contrato de trabajo por una causa avalada por la ley y que lo exime de pagar indemnización. Sin embargo, cuando el trabajador sienta que sus condiciones laborales están siendo vulneradas, el Código Sustantivo del Trabajo Artículo 62, ampara casos en los cuales puede renunciar con justa causa. 

  • Engaño del empleador:

El haber sufrido engaño por parte del empleador, respecto de las condiciones de trabajo, ejemplo, cuando el empleador ofrece trabajar en determinadas condiciones y en la práctica son drásticamente distintas, se convierte en una causa legal para renunciar, sin embargo, es una causal que puede ser difícil de demostrar.

  • Daño y/o maltrato del empleador.

Cualquier acto de violencia, malos tratamientos o amenazas, dentro o fuera de la empresa, en contra del trabajador o los miembros de su familia, efectuados por parte del empleador o con consentimiento de él y todo perjuicio causado maliciosamente por el empleador al trabajador en la prestación del servicio para el que fue contratado, se convierten en razones que avalan la terminación del contrato por parte del trabajador, con justa causa.

  • Exigir trabajos distintos o ilícitos.

Cualquier acto del empleador o de sus representantes que induzca al trabajador a cometer un acto ilícito o contrario a sus convicciones políticas o religiosas, por ejemplo, en muchas profesiones se puede presentar que el empleador solicite labores fraudulentas, esto se convierte en una justa causa para terminar el contrato de trabajo.

Por otra parte, la exigencia del empleador, sin razones válidas, de la prestación de un servicio distinto, o en lugares diversos de aquel para el cual se le contrató, es una causal para renunciar, sin embargo, el empleador tiene facultades para administrar las labores de sus empleados teniendo en cuenta las necesidades operativas de la empresa, en concreto, todo traslado debe ser justificado y debe procurarse no afectar derechos a los trabajadores, por lo tanto, esta causal debe estar muy bien justificada, porque la brecha entre lo justo y el abuso puede no ser perceptible tan fácilmente.

  • Poner en peligro la vida y/o salud

Todas las circunstancias que el trabajador no pueda prever al celebrar el contrato, que pongan en peligro su seguridad o su salud y que el empleador no se allane a modificar. En particular, cuando el trabajador firma el contrato y luego se le adicionan labores que no estaban previstas y que expongan a la persona a trabajos en alturas, con energías peligrosas, con sustancias químicas peligrosas y demás labores que pongan en riesgo al trabajador, es una causal para la renuncia justificada.

  • Incumplir obligaciones con el trabajador.

El incumplimiento sistemático sin razones válidas por parte del empleador, de sus obligaciones convencionales o legales. Ejemplo, cuando la empresa realiza los pagos incompletos o tardíos y esto se convierte en una costumbre, se transforma en una causa para que el trabajador renuncie. 

Adicional, cualquier violación grave de las obligaciones o prohibiciones que incumben al empleador, de acuerdo con los artículos 57 y 59 del Código Sustantivo del Trabajo, o cualquier falta grave calificada como tal en pactos o convenciones colectivas, fallos arbitrales, contratos individuales o reglamentos, también son una causal justa para realizar la carta de renuncia.

En conclusión, el incumplimiento grave del contrato por parte del empleador, otorga a la otra parte la facultad para terminarlo y el hecho que el trabajador renuncie con justa causa, se configura como despido indirecto, pues al no ser espontánea ni libre, se entiende que el trabajador renuncia por culpa del empleador y ante la ley hay tiene las mismas consecuencias como cuando el trabajador es despedido sin justa causa, es decir, el pago de la indemnización por despido injustificado. 

Es necesario tener en cuenta que al existir una justa causa para terminar un contrato, la renuncia debe contener las razones de la decisión y debe ser notificada al empleador y a la empresa.

 

Déjanos un comentario

dos × cuatro =