¿Endeudarse para emprender? ventajas y desventajas de obtener un crédito, microcrédito o préstamo.

Por: ACH Colombia | septiembre 30 2019

Cuando pensamos en iniciar o emprender nuestro propio negocio, encontramos el mismo pensamiento que por poco nos limita a llevarlo a cabo, ¡Sí! el dinero es una de las principales razones para empezar a buscar posibles soluciones.

La idea más tentativa es obtener un microcrédito, crédito o un préstamo, pero este último término lo percibimos como algo negativo, la realidad es que simplemente se trata de un instrumento financiero más para ayudarnos a alcanzar nuestras metas, y ya queda en cada uno de nosotros el utilizarlos de forma responsable. Los microcréditos están dirigidos especialmente para aquellas personas que necesitan una cantidad de dinero pero no cumplen con los requisitos para acceder al sistema tradicional de crédito mientras que, por otro lado, los créditos son financiamientos que realiza la entidad bancaria a una persona natural o jurídica. Pero te estarás preguntando, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de tomar esta decisión? 

Ventajas de adquirir un crédito.

  • Permite a emprendedores sin patrimonio personal poner en marcha proyectos que requieren inversión para arrancar.
  • Permite contar con capital de trabajo e inversión suficiente para sostener los primeros tiempos del negocio o aumentar el tamaño de la apuesta inicial.
  • Si existe la posibilidad de acceder a préstamos de honor o con tasas preferenciales (a través de programas de promoción regionales o sectoriales, por ejemplo) es posible apalancarse sin los altos costos que otras formas de préstamos pueden implicar. Claro que no todos los emprendimientos califican para este tipo de programas.
  • Generalmente, para la obtención del dinero es necesario presentar un plan de negocios convincente, por lo cual los emprendimientos resultan mejor planificados.

Desventajas de adquirir un crédito.

  • Una de las principales dificultades para un emprendedor es obtener el financiamiento para un proyecto que, por lo general, no es al comienzo más que una “promesa”, aun cuando esté fundamentada en un plan de negocios. Así, al ser alto el riesgo, no son muchas las opciones de préstamos disponibles para emprendimientos en sus primeras etapas, y pueden enfrentarse muchas frustraciones en la búsqueda.
  • Cuando se encuentran préstamos disponibles, sus condiciones de acceso suelen ser complejas y suelen incluir tasas de interés muy altas.
  • El tiempo y esfuerzo dedicado a la búsqueda de financiamiento puede quitar foco al negocio.
  • Si el endeudamiento se realiza a título individual (créditos personales, tarjetas de crédito, por ejemplo) pueden ponerse en riesgo las finanzas personales o familiares, que ya deben sufrir además la presión de los ingresos irregulares o inciertos del comienzo de un negocio.

¿Estuviste o estás dispuesto a elegir este tipo de solución para llevar a cabo tu idea de emprendimiento?

 

Déjanos un comentario